lunes, noviembre 26, 2007

Sincretismo en el Ecuador

Nuestro país es un país de contrastes, y de una tradición que sigue latente por años, esto se debe principalmente al sincretismo, que logró juntar dos culturas completamente diferente, adoptando elementos de cada una. En nuestra sociedad se puede ver el sincretismo en muchas tradiciones y costumbres de las personas; La Mama Negra por ejemplo; una de las mayores festividades mestizas de los Andes honra la religión católica, la antigüedad indígena y el colorido de la cultura africana. Elementos de esta tradición como el Ángel de la Estrella, el Rey Moro, el capitán y la Mama Negra son una muestra clara de la fusión de las culturas en una completamente nueva, una muestra de sincretismo.



Pero el sincretismo no sólo se aprecia en las tradiciones de los pueblos andinos, sino también en la música, en la gastronomía, en la religión; comidas hechas a partir de carne, hortalizas trigo y cebada fueron dejadas en Ecuador por los españoles como el hornado, la fritada o el dulce de caña de azúcar; o por ejemplo el panecillo; es una colina natural, que en tiempos prehispánicos fue utilizada como un sitio sagrado de adoración a los dioses de las personas de esa época, y que en los años 70 fue reemplazado por una monumental réplica de la Virgen de Quito. El Inti Raimy, (fiesta del Sol para los indígenas y fiesta de San Juan en el santoral católico), es, al ritmo del sanjuanito, el mejor ejemplo del sincretismo; de una fusión entre lo indígena y lo español, y es propio de la cultura popular del Ecuador.



En la provincia de Imbabura las familias indígenas con sus mejores vestimentas típicas visitan los cementerios llevando flores, coronas de papel, cruces, velas y comida, (alimentos, huevos cocidos, frutas y demás). Estos símbolos expresan el sincretismo de elementos religiosos católicos y de sus propias tradiciones ancestrales y que el pueblo mestizo ha heredado del pueblo indígena muchas veces sin saberlo. Las vestimentas de los indígenas del norte del país también son un elemento sincrético adoptado de algunas poblaciones de España, ya que en la época de la colonia, era necesario para los indígenas intentar “mejorar” o “subir” de nivel social por lo que comenzaron a adoptar las vestimentas, y tradiciones españolas.